Erección Canónica de la Diócesis

 La Bula Pontificia de la creación de la Diócesis

PÍO OBISPO, SIERVO DE DIOS PARA LA PERPETUA MEMORIA:

 Desde que por adorable voluntad de Dios hemos sido elevados a la cumbre del principado espiritual y tenemos el cargo y deber de gobernar la Iglesia universal, nada procuramos ciertamente con mayor empeño que mediante una óptima disposición de las cosas y sus fines, los fieles de cada Iglesia se ajustan más íntegramente, a través de los vaivenes de esta vida falaz, a la que tradicionales normas de la disciplina cristiana.

 Por esto, habiéndonos solicitado reiteradamente nuestro venerable hermano Mario Zanin, Arzobispo Titular de Trajanopolis en Rodope y Nuncio Apostólico en la República Argentina que fuera creada en dicha República algunas diócesis y provincias eclesiásticas, modificando las restantes, Nos, considerando que esto cedería en bien del pueblo fiel, después de madura consideración y habiendo pedido el consejo y parecer de Nuestro querido Hijo Cardenal Caggiano, Obispo de Rosario, como de los venerables hermanos Arzobispos y Obispos a quien atañe, y supliendo el consentimiento de cuanto en ello tuvieran algún derecho, con Nuestra suprema autoridad apostólica, decretamos y mandamos cuanto sigue: Creamos en el territorio de la República Argentina doce nuevas diócesis: Lomas de Zamora, Morón, San Isidro, Mar del Plata, Nueve de Julio, Formosa, Reconquista, Posadas, Villa María, Gualeguachu, Santa Rosa y Comodoro Rivadavia. 

MAPA DE LA PROVINCIA DE FORMOSA

En el citado documento también queda expresado el territorio que comprenderá cada una de la Diócesis, en el caso de Formosa comprende la totalidad del territorio de la Provincia, comprendida por los departamentos  de Formosa, Pilcomayo, Patiño, Laishi, Pirané, Bermejo, Matacos, Ramón Lista, siendo sus límites: al Norte y Este la República del Paraguay, al Sur la Diócesis de Resistencia y al Oeste la Arquidiócesis de Salta.

Otro de los aspectos que tiene en cuenta el documento es el lugar en el que el nuevo Obispo establecerá su sede y domicilio, elevando también al grado de  Catedral al templo Nuestra Señora del Carmen, en el cual el prelado colocará la cátedra de su jurisdicción y potestad.