Virgen del Carmen

La Virgen del Carmen

 En el siglo XVI, tras los esfuerzos de Santa Teresa de Ávila, la doctrina carmelita llega a América.  Existen varios países donde se le rinde culto a la Virgen del Carmen. Chile, Perú, Colombia, Venezuela y Puerto Rico son, entre otros, los casos.  En la Argentina es Patrona del Ejército de los Andes y ostenta el grado de Generala del Ejército, motivo por el cual vemos en muchas de sus  imágenes, que porta el Bastón de Mando en la mano derecha y la Banda con los colores de la Bandera Nacional. Su imagen acompañará la gesta emancipadora de Argentina y Chile.

VIRGEN DEL CARMEN SOLA

La imagen tiene un metro de altura y su composición es de yeso. La procedencia de la misma no se conoce, se dice que su origen es francés, así lo precisaron  especialistas en el tema. En su origen perteneció al Mayor Heriberto Sandoval, quien la donó para que sea honrada como perpetua Madre y Patrona.

A nuestra provincia llega con los primeros pobladores  procedentes de Villa Occidental. Desde aquel tiempo la feligresía  cristina formoseña celebra el 16 de julio la fiesta de su Patrona la Santísima Virgen del Carmen. Está ubicada en el Altar Mayor desde donde derrama su luz, su ternura y su intención hacia sus devotos, quienes año tras año la acompañan en multitudinaria procesión en su día. El amor que los formoseños sienten hacia ella nació desde el mismo momento de su llegada a estas tierras de la mano de los primeros pobladores de la incipiente comarca quienes le brindaron hospitalidad, virtud muy arraigada en nuestro pueblo.

La devoción fue creciendo Autoridades civiles y eclesiásticas  escucharon el fervor del pueblo, motivo por el cual, en el año 1947 el Superior Gobierno de la Nación otorga a la imagen de la Santísima Virgen del Carmen la Banda de Generala del Ejército Argentino.

En 1948, la Municipalidad de Formosa emite un Decreto por medio del cual se declara oficialmente bajo el amparo de su Patrona.

El 4 de octubre de 1949 son bendecidos los primero trabajos del nuevo santuario que el pueblo de formoseño decidió levantar en honor a la Excelsa Patrona.

En el año 1953, la venerable imagen realiza su devota peregrinación por todo el entonces Territorio de Formosa. Recorre pueblos y colonias. Es llevada por distintos medios de transporte: Ferrocarril, camión, tractor y también en pequeñas aeronaves. En todas partes testimoniaron su amor a la Reina y Madre de Formosa.

El 30 de agosto su Santidad el Papa Pío XII, accediendo a una solicitud del Pueblo y Gobierno, proclama a la Santísima Virgen del Carmen, Celestial Patrona de todo el Territorio de Formosa. El 27 de noviembre del mismo año en un acto solemne y piadoso es bendecido el Santuario de la Santísima Virgen del Carmen y colocada en su nuevo Templo.

El 22 de junio de 1956, la Intervención Federal de la Provincia de Formosa, según decreto Nº 368/56, declara Patrona de la Provincia a la Santísima Virgen del Carmen; para permitir que sus habitantes la honren, se declara feriado en todo el territorio de la provincia el 16 de julio de cada año.

En el año 1957, tras la creación de la Diócesis de Formosa y de la designación como Obispo a Monseñor Raúl Marcelo Scozzina el Templo Santuario de Nuestra Señora del Carmen pasa a ser la Sede de la Cátedra del Obispo.

VIRGEN Y SU PUEBLO

El 6 de diciembre de 1960, siendo Obispo Monseñor Raúl Marcelo Scozzina (Fray Pacifico) y Gobernador de la Provincia el Señor Emilio Tomás, se promulga la Ley Nº 168/1960, mediante la cual se declara a la Santísima Virgen del Carmen Patrona de la Provincia de Formosa y feriado provincial. Esta Ley es ratificada en su vigencia por el Decreto Provincial N° 295/1979.

El 2 de agosto de 1962, el Obispo de Formosa, Monseñor Scozzina solicita a su Santidad, el Papa Juan XXIII declare a la Santísima Virgen del Carmen bajo el Glorioso titulo de Celestial Patrona de la Diócesis de Formosa. El 9 de noviembre del mismo año, el Papa Juan XXIII,  accede benignamente al pedido y se le otorga todos los honores y privilegios litúrgicos que le corresponden.

El 8 de septiembre de 1963 Monseñor Scozzina solicita a su Santidad, el Papa Pablo VI, declare el insigne honor de la Coronación Pontificia a la Imagen de de Nuestra Señora del Carmen.

El 24 de febrero de 1964, el Obispo de Formosa recibe el Breve Apostólico Oficio que lleva el Nº 33/64 de la Santa Sede mediante la cual el Santo Padre concede con fecha de 19 de diciembre del pasado año, la facultad de Coronar a la Imagen de la Virgen del Carmen.

El 16 de julio del año 1966, en una solemne Ceremonia, Monseñor Scozzina procedió a realizar la Coronación Pontificia de la Santa Madre. El acto se llevó a cabo en la Plaza San Martin, la más importante de la ciudad, donde se monto un altar especialmente ornamentado.

Coronación Pontifica de la Virgen del Carmen

La ceremonia contó con una multitudinaria presencia del pueblo formoseño, más de diez mil personas y sus autoridades civiles y militares. Cabe señalar que el acto fue trasmitido por las ondas de Amplitud Modulada de LRA 8 Radio Nacional Formosa.